Tu estas aqui: Inicio Municipio

Historia de la Villa

E-mail Imprimir

Las primeras noticias sobre el antecedente del municipio datan del 8 de marzo de 1207. El rey Alfonso VIII confirmaba la concesión, junto con Azután ("Borge Azultan"), de una aldea llamada el Villar de Cinco Fuentes ("el Villar de Quinque Fontes") al Monasterio de San Clemente de Toledo. El caserío se citaba situado en el lecho materno del arroyo de Buzarabajo, actual arroyo de Valdeoro o Vallehermoso, entre Casarrubios del Monte, la alquería de Aznar Gómez y las aldeas de Dominico Ferro y Pozuelos.

altCaño Fresco, junto a la Cañada Real Segoviana, una de las fuentes más antiguas de Valmojado

El privilegio hacía mención de otra donación anterior, por la cual un rey "emperador" (Alfonso VII) había otorgado el Villar de Cinco Fuentes a dos personajes, quizá repobladores, llamados Pedro Moro y Balduíno. Algunos expertos en etimología sostienen que las palabras "villar" o "casar" podrían hacer referencia a "ruinas" o "despoblado ruinoso" en época de Reconquista y repoblación cristiana, no descartándose la posibilidad de un antecedente poblado en época islámica.

 A través de un privilegio del rey Alfonso VIII, fechado el 12 de diciembre de 1208, el lugar dejó de pertenecer a las abadesas de San Clemente para formar parte de la Tierra de Segovia. La ciudad del Acueducto, que basaba su economía en la ganadería y la industria textil lanera, jugó un papel fundamental en la repoblación de esta zona. El citado privilegio, que establecía parte de los límites territoriales de una de las divisiones administrativas de la ciudad segoviana (campos de Canmayorsexmo de Casarrubios), hace mención de un Portillejo ("Portelleio"). Es probable que ésta fuese la primera alusión escrita al Passo y Puerto de Ganados de Valmojado que estuvo situado en la Cañada Real Segoviana

alt

Extracto del privilegio de Alfonso VIII (1208), conocido como "Privilegio de la Bolsilla", por el que se conceden los límites meridionales del sexmo de Casarrubios.

Archivo de la Ciudad y Tierra de Segovia.

Desde tiempo inmemorial Segovia cogía en Valmojado una especie de peajes llamados "caucera" y "retorno" de los ganados. Según varios testimonios de principios del siglo XVI, el "derecho de caucera" consistía en coger una o dos cabezas por cada millar de ovejas que no fueran de la tierra de la ciudad y que pasaran hacia las Extremaduras. Los testigos de la época cuentan que la recaudación del citado peaje era "por el alcázar de Segovia". Del mismo modo, cuando ganados ajenos a la tierra volvían de cañada por Valmojado, la ciudad les cobraba 12 maravedíes por el derecho de "retorno" .

 

alt

Localización de Valmojado en la antigua Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia. Mapa A. S. C. "Castilla".

En el siglo XIV (1312-1350) fueron citados "Los Portillos" ("Los Portiellos") en el Libro de la Montería de Alfonso XI, en el capítulo correspondiente a los "montes y tierras de Madrid y de Alhamín"; concretamente en una de las vocerías de Val de Peñuelas (Valdepiñuelas), donde se destacaba la idoneidad para la caza del "puerco" (jabalí) durante el invierno:

 Et son las vocerias la una por el camino que va de Casa Rubios a Mentrida desde los Portiellos fasta Belvis; et la otra desde Villa Nueva por ribera del río fasta Peñas Rubias.

Aproximadamente un siglo después (1436) se hizo mención de "Los Portillos de Casarrubios" en la descripción de las dimensiones del término limítrofe de Alhamín; el motivo había sido un trueque realizado entre don Álvaro de Luna y la mitra arzobispal de Toledo.

El 13 de diciembre de 1449 Pedro Sarmiento, alcaide de las alzadas de Toledo, hizo mención, por primera vez en documentos, del topónimo "Valmojado". El motivo había sido unos "recudimientos de alcabalas", junto con Casarrubios, la Aljama de los Judíos y Villamanta, por la venta de unos ganados en aquella ciudad.

alt

Ganado abrevando en Valmojado, Cañada Real Segoviana. 

En 1456, el Maestresala Juan de Cogollos, administrador de la Villa de Casarrubios por la reina doña Juana de Aragón y Navarra, puso en marcha un programa repoblador que chocaba de frente con la jurisdicción de Segovia: nombró concejos, amplió dehesas, acotó otras nuevas y reglamentó la repoblación de todos los lugares de la zona. Es la primera noticia que existe sobre justicias puestas en Valmojado (1456-1464).

El 12 de marzo de 1467 Enrique IV ordenó "secrestar" las aldeas segovianas de Valmojado y Villamanta, añadiéndolas al señorío de Casarrubios para hacer donación a su hermana, la infanta Isabel de Castilla (futura Reina Católica). Isabel reclamaría 140.000 maravedíes de la recaudación anual del Paso y Puerto de Valmojado.

El 28 de octubre del mismo año, el almirante don Fadrique Enríquez consiguió que el príncipe don Alfonso -hermanastro de Enrique IV y "falso rey" proclamado por una parte de la nobleza en plena guerra civil- aprobase la cesión de Casarrubios que la Infanta Isabel le había hecho previamente al almirante, algo prohibido por el rey legítimo, Enrique IV. Don Fadrique aprovechó para introducir en el privilegio una mojonera que asignaba términos a Casarrubios y abarcaba también los de las aldeas circundantes. Desde ese momento, el señorío de Casarrubios tenía mojonera declarada. Hasta entonces, la jurisdicción de la Villa se había ceñido a las "goteras" o casas de la población, pues los términos eran de Segovia.

alt

Mapa del sexmo segoviano de Casarrubios, con algunas de sus poblaciones. En azul, la mojonera del señorío de Casarrubios establecida por el almirante don Fadrique Enríquez en 1467.

La ciudad jamás aceptó aquellos límites, ni el privilegio del "falso rey", que moriría nueve meses después de conceder el privilegio. Pero sería don Gonzalo Chacón, Mayordomo Mayor y privado de Isabel, quien acabaría por imponer la mojonera del almirante en 1468, aunque no en su totalidad. Chacón había accedido por primera vez al señorío de Casarrubios, poco tiempo antes, como administrador de la reina. Enrique IV le hizo merced de Casarrubios el 24 de noviembre. 

Ese mismo año, Abraham Seneor, alguacil mayor de la Aljama de Segovia, rabino mayor de Castilla y por entonces arrendador del Puerto de Valmojado, pedía protección al rey debido a ciertas "inseguridades" en el paso de ganado.

alt
Estatua de don Gonzalo Chacón, en Arroyomolinos (Madrid).

En 1472, y tras un breve tiempo en manos del Conde de Fuensalida, el señorío volvió a manos de Chacón. Hacia el año 1484 dicho comendador fundaría un mayorazgo con las villas de Casarrubios y Arroyomolinos; y, entre otros lugares, con Villamanta, Valmojado y El Álamo. 

El concejo de Valmojado quedaría ligado a los sucesivos Señores/Condes de Casarrubios hasta la caída del Antiguo Régimen. El 7 de enero de 1734 el rey Felipe V concedió el Privilegio de Villazgo al municipio. La cédula de exención había solicitado a petición de sus justicias pedáneas ante el Consejo de Hacienda, librando a la villa exenta de los "atropellos" y "malos tratamientos" que, según declaraciones de los vecinos, venían recibiendo por parte de los alcaldes de la cabeza de la jurisdicción. En esa misma fecha dio comienzo el pleito sobre términos con Casarrubios y su condado, que duraría un cuarto de siglo, dando término en 1759 y siendo confirmados, por tercera vez, la Real Cédula de Exención y el Privilegio de Villazgo. Aun así, las descripciones del Cardenal Lorenzana (1786) aluden a que el municipio trataba de sacudirse el yugo feudal, teniendo pleito pendiente con el conde de Casarrubios, el cual seguía nombrando alcaldes para su concejo.

alt

Primera página de la Real Cédula de Exención y Villazgo, por el rey Felipe V, notificada el 7 de enero de 1734. Archivo Municipal de Valmojado.

En 1833, la nueva división provincial ideada por Javier de Burgos apartó a Valmojado de la antigua provincia de Madrid para formar parte de la de Toledo.

 

 

Bibliografía:

 GONZÁLEZ AGUDO, David (2007), Valmojado en la memoria. Horizonte histórico de un pueblo, Toledo, Diputación de Toledo

GONZÁLEZ AGUDO, David (2010), El Cristo del Amparo. Apuntes para la historia parroquial de Valmojado, Valmojado, Cofradía del Santísimo Cristo del Amparo.

ROJO CALVO, Teo (2011), "Notas a la Fundación de Valmojado", Fiestas Patronales Valmojado 2011, Valmojado, Ayuntamiento de Valmojado, pp. 48-63.