Tu estas aqui: Inicio Actualidad Cultura y Patrimonio El Pleno del Ayuntamiento fija el 7 de enero para conmemorar el "Día de la Villa"

El Pleno del Ayuntamiento fija el 7 de enero para conmemorar el "Día de la Villa"

E-mail Imprimir

“Día de la Villa, 7 de enero” en Valmojado.

El día 7 de enero de 2017 se va a celebrar, por primera vez, un acontecimiento que con el paso de los años debe convertirse en una fecha muy importante en nuestro municipio.

 

 

Desde hace unos años, la Concejalía de Patrimonio viene desarrollando diferentes actuaciones para recuperar nuestra historia como pueblo, de la mano de nuestro ilustre historiador D. David González Agudo con sus magníficos estudios, artículos y libros, al que agradecemos por descubrirnos la historia de Valmojado.

En esta ocasión, quizá uno de los hechos más importantes en estos casi 300 años de historia municipal fue cuando el Rey Felipe V, primer Rey Borbón concede La Real Cédula del Privilegio de Exención y Villazgo (diecisiete de diciembre de 1733).

La cédula, el BOE de aquella época, firmada por Felipe V en el Palacio del Buen Retiro (Madrid), el diecisiete de diciembre de 1733, concedía a Valmojado el título de Villa, con justicia propia, así como todas las rentas pertenecientes al término de Valmojado, separado del de Casarrubios, como así aparece recogido en los documentos del Archivo Municipal de Valmojado.

El privilegio alude también a la concesión del derecho de Valmojado a tener “horca, picota, autillo y las otras insignias jurisdiccionales al igual que otras villas que tienen justicia en primera instancia”. Esto significaba la prohibición a los alcaldes ordinarios de Casarrubios y demás ministros de justicia de la citada villa de “entrar en Valmojado y en su jurisdicción, término y territorio” ni hacer acto de justicia ni jurisdicción, estableciéndose las correspondientes penas en que incurren los que se entrometen en jurisdicción extraña. A este respecto, y como recuerdo de la concesión real, el Ayuntamiento de Valmojado ha erigido recientemente un rollo de justicia conmemorativo en el centro de la denominada Placetuela.

Un segundo documento directamente relacionado con dicho privilegio es el Auto Posesorio de Lugar a Villa. Se trata de la celebración de un acto público, un concejo extraordinario, por el cual el “lugar” pasaba a ser considerado oficialmente “villa”, nombrándose sus primeras justicias. En él se describe detalladamente cómo fue notificado el privilegio real ante el vecindario y la forma en que se realizaron los actos de posesión, que tuvieron lugar el siete de enero de 1734.

En la citada Real Cédula, el monarca había encargado al licenciado Tomás de Soberrón con la asistencia del receptor de los Reales Consejos, don Antonio Ozores de Puga, otorgase a la emancipada villa la posesión de su nuevo estatus jurídico. Cumpliendo con lo dispuesto por Felipe V, el comisionado y el receptor se trasladaron al pueblo, emplazando a los alcaldes ordinarios, Diego López-Yndiano y Antonio López de Antón, a los regidores, Francisco López-Yndiano y Nicolás de Moya, y al procurador síndico, a convocar un Concejo General que se celebró el día de la citada fecha a las diez de la mañana “con el mayor número de vecinos”.

Llamado el vecindario “a son de campana tañida”, o como tenían “de uso y costumbre”, se procedió a leer la referida Real Cédula, de la cual, una vez enterados, prometieron su obediencia “en todo y con todo”. A continuación se procedió a otorgar al lugar la posesión de “Villa Real”.

Allí, en las casas del Ayuntamiento, se realizaron los actos de posesión acostumbrados y se nombraron nuevos alcaldes y demás personas de justicia, a quienes se recibió juramento de su cargo. Una vez cumplida la cédula, el comisionado y el receptor se trasladaron a Casarrubios, donde la hicieron notificar. Finalmente, se emplazaría a la medición del término de la nueva Villa y al recuento de su vecindario, con el fin de poder ejecutar la segregación territorial y abonar el importe correspondiente a la Real Hacienda.

Por lo que podemos concluir que a partir del 7 enero de 1734 nuestro pueblo comienza un proceso de cambio institucional que tendrá una importante repercusión en el posterior desarrollo social y económico, siendo ambos documentos la confirmación de Valmojado como Villa independiente de Casarrubios.

La Concejalía de Educación, Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Valmojado, propuso en el pleno extraordinario celebrado del día 30 de diciembre de 2016, el día siete de enero como “Día de la Villa”. Aprobándose con los votos favorables del Partido Popular y la abstención del grupo socialista.

Por todo ello, vemos la necesidad de recordar, interpretar y difundir tales hechos históricos entre los valmojadeños quedando institucionalizada la celebración anual del “Día de la Villa”. Esta propuesta vendrá a enriquecer, además, la oferta cultural del municipio.